Papel Pintado Salón

Papel Pintado Salón
Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-24 de 778

Fijar Dirección Descendente
por página

Papel pintado para el salón: consejos para elegirlo

El papel pintado en el salón es un elemento decorativo que apasiona a los decoradores de interior. Hoy en día se pueden encontrar multitud de opciones para cualquier estilo y presupuesto: desde lujosos modelos hasta discretos y monocromáticos. Para conseguir un resultado espectacular, es necesario elegir el color, la textura y el patrón adecuados y pensar en cómo va a combinar con otros elementos del interior.

A la hora de pensar en qué papel pintado elegir para el salón, en primer lugar debemos fijarnos en el material del que está hecho. Afortunadamente, no existen restricciones para esta habitación, como, por ejemplo, para la cocina, el baño o la habitación de los niños. Basta con elegir un revestimiento duradero y respetuoso con el medio ambiente que se adapte a su presupuesto y necesidades. Veamos las opciones más populares.

Soporte papel: son una opción económica y al mismo tiempo respetuosa con el medio ambiente. Los vamos a encontrar en cualquier color y patrón. Este tipo es apto para cualquier estancia donde no haya mucha humedad, por tanto, si el salón se combina con la cocina, no se debe utilizar en la zona más cercana a la encimera o fregadero. Una desventaja de este tipo de material es que no es tan duradero como otros tipos, por lo que es necesario evitar tensiones mecánicas sobre ellas.

Soporte “tejido no tejido”: constan de dos capas (la inferior está hecha de “tejido no tejido” y la superior está hecha de vinilo), por lo que son más resistentes y duraderos que los que tienen soporte “papel”. El precio de estos modelos es mayor, pero merece la pena. Si necesitas que tu papel pintado del salón sea fácil de limpiar, elige uno de este tipo. Los “no tejidos” están hechos de celulosa, por lo que son similares al papel, pero gracias a las fibras artificiales en su composición (la mayoría de las veces se agrega poliéster) son mucho más resistentes. Se pueden lavar, con lo cual la limpieza no supone ningún problema.

Colores del papel pintado en el salón

Visualmente, la decoración de las paredes ocupa la mayor parte de la habitación. La combinación de colores es muy variada y aquí podemos escoger cualquier combinación: oscuro y claro, frío y cálido, … todo depende de nuestros gustos. Lo principal es que las paredes combinen bien con los muebles y la decoración.

Al elegir un color, en primer lugar, debemos dar prioridad a nuestras preferencias y no a tendencias fugaces. Cambiar las paredes será más difícil que las cortinas o una silla. Si no tienes ideas, presta atención a las tendencias que han resistido la prueba del tiempo y que es poco probable que pasen de moda en los próximos años. Éstas incluyen:
Tonos naturales: arena, paja, gris, verde apagado, marrón, azul claro, etc. Toma como base cualquier tono, lo principal es que sea natural y no demasiado brillante.
Los colores pastel: beige, rosa pálido, menta, pistacho y lila escapan de lo habitual y quedan muy  bien. Para no exagerar, acompáñalos de blanco, gris y negro.
Los acromáticos son buenos por sí solos: Las paredes de color gris claro son una opción universal y segura, las paredes negras son atrevidas e impresionantes, el blanco es imprescindible para las tendencias escandinavas, ecológicas y otras modernas. Para evitar que el interior parezca demasiado aburrido o lúgubre, diluye los colores acromáticos con motivos que destaquen en forma de muebles, cortinas, cojines o cualquier objeto decorativo.

Papel pintado para el salón: Tendencias actuales

Motivos naturales

El patrón botánico nunca pierde popularidad. Pueden ser flores grandes o pequeñas, patrones abstractos de hojas de tallos, frutos y bayas.
Cuanto más atrevida sea la decoración, más cuidado debes tener al hacer el planearla. A menos que tengas un interior atrevido y ecléctico, es mejor colocar papel pintado en el salón que destaque en una pared determinada (por ejemplo, detrás del televisor, el sofá o la chimenea) y elegir un acabado neutro para el resto de las paredes.
Los estampados florales tienen cabida en una variedad de estilos: desde el rústico hasta el discreto moderno o escandinavo. Estos motivos no suelen quedar muy bien en tendencias austeras modernas: alta tecnología, minimalismo o lofts en su forma más pura.

Abstracción

Las modelos abstractos han sido y seguirán siendo relevantes durante mucho tiempo debido a su diversidad. Pueden ser patrones sobrios y concisos, de bajo contraste o patrones complejos con muchos detalles o geometría. La abstracción se refiere a cualquier patrón repetido sin una forma claramente reconocible.

Estos papeles pintados en el salón se pueden utilizar tanto como base como para destacar, según el tamaño, el color y la saturación de los colores utilizados. Tampoco hay restricciones de estilo: los motivos dorados son adecuados para un estilo clásico y un estampado pequeño y simple es adecuado para un estilo moderno o escandinavo.

Exótico

Todo lo exótico tampoco pierde terreno. Estos papeles pintados colocados en el salón harán que el interior luzca luminoso e impresionante.
Los estampados exóticos incluyen:
Flora tropical: hojas de palmera, helechos, enredaderas, frutas y flores poco comunes.
Animales: tigres, leones, jaguares, panteras, loros, monos, jirafas, colibríes y otros habitantes de la jungla.
Motivos orientales: desde temas árabes hasta japoneses-chinos.

Papeles pintados en el salón con textura

Los modelos lisos y sencillos con una textura pronunciada lucen elegantes y discretos. Pueden ser una imitación de cualquier material natural (mármol, hormigón, madera, metal) o el propio relieve que tenga ese papel pintado. Por ejemplo, los que imitan fibras textiles pueden no llaman la atención a simple vista, pero que son claramente visibles tras un examen minucioso, con ellos obtendremos un resultado muy bonito. La superficie puede ser mate o con un ligero brillo.

Motivos acuáticos

Los motivos que tienen que ver con el mar y el agua siempre han estado presentes en los cuartos de baño. Recientemente, los temas marinos han ido más allá del baño y han comenzado a aparecer cada vez más en el salón.
Los motivos acuáticos quedan muy bien en diseños eclécticos, de estilo mediterráneo y vintage. En las paredes puede haber cualquier animal del mar o del rio: carpas japonesas, caballitos de mar, conchas de perlas o peces extravagantes.

Minimalismo

Al elegir papel pintado para un salón de estilo moderno, debemos prestar atención a las opciones minimalistas.
Entre las opciones disponibles tenemos:
- Patrones geométricos o abstractos de bajo contraste, lo más simples posible.
- Papeles pintados lisos.
- Rayas grandes o bloques grandes.

Combinar papel pintado en el salón

Al decorar las paredes del salón, no es necesario limitarse a un color, patrón o incluso material de acabado.
Combinar patrones, sombras y texturas, no solo hará que el espacio sea más interesante, sino que también lo zonificará o ajustará las proporciones visualmente. Las combinaciones más populares son:
- Patrones junto a un color sólido. Aquí todo es simple: usamos un papel pintado en el salón con un patrón que destaque y lo complementamos con uno monocromático tranquilo. Para evitar que la decoración parezca desunida, hay que escoger colores que combinen bien.
 - Diseños estampados y pintura. Visualmente, esta combinación se ve igual que en la versión anterior, pero aquí la pintura simple reemplaza al papel pintado en el salón. Esta es una opción más económica.
- Dos patrones distintos. Por ejemplo, los estampados animales y los motivos geométricos, los lunares y motivos abstractos, los estampados florales y las rayas, todas estas combinaciones quedan bien juntas. Al introducir dos motivos diferentes en el interior, es importante que otros elementos no entren en conflicto con ellos. Es mejor elegir decoración y muebles monocromáticos, pueden ser llamativos, pero se recomienda que sean de color liso.

Copyright © 2004-presente. Ingética Consultores S.L. Reservados todos los derechos.