Papel Pintado Recibidor

Papel Pintado Recibidor
Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-24 de 371

Fijar Dirección Descendente
por página

Elegir el papel pintado para el recibidor o entrada

El recibidor es una zona intermedia entre los espacios habitados y los no habitados. Puede parecer que la pequeña superficie de la entrada de la vivienda, que suele variar de 2 a 4 metros cuadrados, no requiere grandes cosas en lo que respecta al diseño de interiores. La realidad es todo lo contrario, debemos pensar en un diseño para esa zona que nos cree inmediatamente una impresión positiva de todo la vivienda. Puedes decorar este espacio con estilo, y la mejor manera de ayudarte con esto es elegir con acierto un papel pintado para recibidor.

A la hora de decorar el hall de una vivienda existen requisitos adicionales, a diferencia de otras habitaciones. Este espacio está menos protegido de la suciedad o el polvo del exterior, por lo que se debe dar preferencia a los tipos más duraderos y versátiles. Veamos qué opciones existen en el mercado moderno.

Soporte de papel

Es el tipo de papel pintado más tradicional y más simple, que se usaba ampliamente antes de la aparición de nuevas variedades. Este tipo de revestimiento es respetuoso con el medio ambiente, transpirable y muy fácil de colgar. Otra ventaja atractiva es su coste relativamente bajo, especialmente en comparación con otros tipos.

Un inconveniente es que esta opción no nos servirá durante mucho tiempo: este material no es muy duradero ni resistente a los daños mecánicos y a la humedad, y su vida útil suele estar limitada a 10 años. Además, no se pueden lavar si se ensucian.

Sólo se debe dar preferencia a este tipo de papel pintado en el recibidor si se tienen limitaciones económicas o si se planea cambiar la decoración de la entrada cada pocos años.

Soporte vinílico

Este tipo de soporte se considera más confiable y duradero que el anterior. Es un recubrimiento denso de dos capas. La función clave aquí la realiza una capa externa de PVC, que se aplica a la base (papel o algún compuesto sintético) y la protege de la humedad, la luz y parcialmente de daños mecánicos.

Estos revestimientos de vinilo modernos suelen estar fabricados con microporos especiales, que los hacen transpirables y permiten lavarlos si es necesario. Otra ventaja es su larga vida útil, de 10 a 20 años.

Sin embargo, esta variedad no suele ser respetuosa con el medio ambiente e inofensiva debido a los compuestos sintéticos que están presentes en la composición. Además, este soporte vinílico tiene un precio asequible de acuerdo a sus características.

Soporte “no tejido”

Como sugiere el nombre, este tipo se basa en telas no tejidas, un material a base de fibras de celulosa, que también se denomina "papel mejorado". Esta última denominación tiene sentido: aunque la tela no tejida se parece al soporte tradicional, es más resistente a la humedad y a los daños mecánicos, deja pasar el aire y también puede cubrir superficies irregulares de las paredes.

Este tipo es el más recomendado para el hall o entrada debido también a su facilidad de limpieza, las manchas se retiran fácilmente con ayuda de una esponja y jabón neutro.

Color de papel pintado para la entrada o recibidor

La gama de colores del papel pintado también juega un rol importante en el interior debido a que el color crea el ambiente y la atmósfera, y también puede transformarlo visualmente. A continuación veremos unos ejemplos y los efectos que producen al colocarlos en el hall o entrada.

Blanco

Al ser una especie de “imán” para la suciedad y el polvo, el color blanco parece muy poco práctico y poco duradero para el hall. Pero mirándolo desde otro lado, el papel pintado blanco en el recibidor creará una sensación de limpieza, amplitud y comodidad, y los muebles y la decoración oscuros en ese contexto se verán aún más brillantes y atractivos. Además, colocando uno del tipo “tejido no tejido” no tendremos problema con la limpieza si llega a mancharse.

Colores oscuros

Mucha gente le tiene miedo a estos colores, sobre todo en espacios reducidos como la entrada porque crean un ambiente lúgubre y estrechan el espacio. De hecho, es poco probable que una solución con estos tonos sea adecuada para un recibidor con un área pequeña pero, si tenemos un hall espacioso, con muebles seleccionados adecuadamente puede llegar a verse elegante a la vez que íntimo.

Azul

Es un color profundo y discreto que llenará la entrada de frescura y limpieza. El papel pintado azul en el recibidor es una opción universal para áreas grandes y pequeñas, que será un excelente escenario para muebles de madera.

Gris

Mucha gente lo considera un color peligroso y tratan de evitarlo por miedo a crear una atmósfera aburrida o apagada. ¡No hay que tener miedo a este tono! Al fin y al cabo, es un color que combina muy bien con cualquier color. Si se elige el tono y una textura adecuados, el resultado será un hall elegante y moderno.

Beige

Quizás uno de los tonos más acogedores y cálidos, perfecto para el recibidor y que inmediatamente creará una impresión agradable. Se recomienda el uso de papel pintado beige en la entrada con tonos sobrios y naturales: marrón, gris y blanco.

Cuando el recibidor es pequeño

Lamentablemente, no todo el mundo puede permitirse un diseño variado y colorido en una entrada de 2-3 metros cuadrados. A menudo, elegir el papel pintado incorrecto no solo puede estropear el interior, sino también llamar la atención sobre los defectos, en particular en espacios pequeños.

Para evitarlo, a la hora de elegir un papel pintado para recibidores reducidos, hay que intentar dar preferencia a los tonos pastel claros, que ampliarán visualmente el espacio y dejarán entrar la luz que falta en nuestro hall.

Para un recibidor pequeño, las superficies mate sin relieves son las más adecuadas. También se recomienda evitar el papel pintado con patrones complejos, pero si realmente lo desea, es mejor decorar una o dos paredes con ellos y hacer el resto de manera monocromática.

Copyright © 2004-presente. Ingética Consultores S.L. Reservados todos los derechos.