Papel Pintado Pasillo

Papel Pintado Pasillo
Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-24 de 491

Fijar Dirección Descendente
Página
por página

Ventajas del papel pintado en el pasillo

El pasillo es la tarjeta de presentación de tu hogar, por lo tanto, recomendamos no descuidar este área de nuestras viviendas, con especial atención a la elección del revestimiento de las paredes para esta estancia. El papel pintado en el pasillo crea el ambiente del interior y transforma visualmente el espacio.
La zona de entrada es lo primero que vemos al entrar a nuestra vivienda. Este espacio debe marcar inmediatamente la pauta para todo el interior y, al mismo tiempo, ser práctico. Al ser una zona muy transitada es bastante propensa a ensuciarse. El acabado debe ser resistente, duradero y fácil de mantener, por ello los modelos elegidos es recomendable que sean resistentes a la humedad y lavables. Como aquí suele haber pocos muebles, se hace especial hincapié en la decoración de las paredes. En esta sección te diremos cómo elegir el acabado, qué diseños de papel pintado para pasillos puedes colocar, con qué combinarlos y qué colores y patrones son los más acertados.
La primera y más importante pregunta: ¿por qué colocar este revestimiento? Esta zona se ensucia muy fácilmente y está expuesta a daños mecánicos. Las paredes aquí deben ser muy resistentes. Las mejores opciones son pintura y papel pintado para el pasillo, pero este último tiene importantes ventajas.
Este acabado es móvil, es decir, es fácil de pegar y quitar en caso de reparaciones. Podemos realizar nosotros mismos esta tarea sin necesidad de llamar a un profesional.
Si no se planea cambiarlos, dada la calidad de los modelos actuales, durarán mucho tiempo sin perder sus cualidades (de 10 a 15 años o más).
Hay una gran selección de texturas, colores y patrones; hay opciones para ajustarse a cualquier presupuesto.
Un buen papel pintado en el pasillo, además de proporcionar una cobertura confiable, también ocultará defectos menores en la superficie.
El papel pintado en los pasillos pequeños no ocupa centímetros de espacio, lo que en un sito estrecho como este vale su peso en oro. Se trata de elegir el color y el patrón correctos, y ahora hay muchas opciones.

Tipos de papel pintado para pasillo

Para entender qué papel pintado para pasillo elegir, consideremos los materiales con los que están fabricados junto con sus pros y contras.
Los papeles pintados de soporte papel son un clásico en lo que a económico se refiere, una excelente opción para varios años. Las principales ventajas de este tipo son un total respeto al medio ambiente, bajo precio y una gran selección de colores y estampados. También hay desventajas: los fabricados con este soporte son los menos adecuados para el pasillo porque no resisten la humedad, pueden rasgarse y, en general, duran menos que otros materiales. Además no pueden lavarse en caso de que se ensucien.
Los no tejidos, como los de vinilo, constan de dos capas. Ambos suelen estar hechos de tela no tejida, un material moderno elaborado a partir de fibras comprimidas. Tienen una textura similar, pero el revestimiento no tejido es resistente a la humedad, más duradero y transpirable. Cuesta más que los rollos de soporte papel, pero las características técnicas justifican el precio.
En resumen, si estás planeando una renovación costosa y de alta calidad durante años, entonces el vinílico de “tejido no tejido” es la mejor opción. Si nos tenemos que ajustar a un presupuesto en el que prima el ahorro, el de soporte papel será el más adecuado.

Elección del color

La característica principal de esta parte de la casa es que hay poca luz natural. La luz del sol sólo llega desde las habitaciones, por lo que esta zona casi siempre está a oscuras. Al elegir una paleta de colores para el papel pintado del pasillo, hay que centrarnos en los siguientes aspectos: dimensiones de la estancia, estilo general de la vivienda y cómo están decoradas el resto de las paredes.
Tonos claros
Una paleta de colores claros es una opción beneficiosa para cualquier espacio. Los tonos de blanco, gris y beige agregarán espacio y luminosidad al área de entrada, haciéndolo más claro, especialmente en combinación con un espejo que refleje la ventana de una habitación adyacente.
Al mismo tiempo, hay que tener en cuenta que los modelos realizados en colores claros se ensucian más, por lo que es conveniente seguir estos consejos para conservar su aspecto original durante más tiempo:
Escoge revestimientos duraderos resistentes al agua: papeles pintados para pasillos vinílicos de “tejido no tejido”.
Puedes elegir patrones y relieves (por ejemplo, imitación ladrillos) que disimulen pequeños daños y suciedad.
Lava y limpia periódicamente la superficie de las paredes, especialmente alrededor de las puertas.
Como norma general, el color debe estar en armonía con el resto del mobiliario. Los tonos nude cálidos (crema, arena y marfil) y los colores pastel (azul pálido, rosa pálido, menta, melocotón, amarillo saturado y lavanda) combinarán bien con una puerta de entrada y zócalos blancos. El beige clásico, el blanco con matices amarillos y el gris claro quedan bien en una entrada oscura.
Tonos oscuros
Una técnica completamente diferente es, por el contrario, oscurecer la zona de entrada sin llamar la atención. En este caso, los modelos de papel pintado para pasillo monocromáticos de color gris, marrón o azul oscuro quedarán bien. Para evitar que esta zona se convierta en una caja oscura, es necesario proporcionar suficiente luz artificial. Los materiales con un ligero tinte brillante quedan muy bien acompañados de una buena luz artificial.
Acento focal
Finalmente, la tercera opción es colocar en esta zona un acento brillante y completo en el diseño general, que atraiga la atención desde el umbral. Hay varias formas de implementar esta técnica:
Elige modelos de papel pintado para pasillo lisos de colores intensos y profundos. En este caso los muebles, el suelo y el techo deben ser simples, nada recargados.
Otra opción es combinar estampados grandes con materiales lisos.

Papel pintado para pasillo liso o estampado

La presencia o ausencia de adornos depende de las preferencias personales y del estilo general del interior.
Por ejemplo, la presencia de patrones sugiere estilos provenzal, clásico e inglés. En los interiores minimalistas y en la mayoría de los contemporáneos, son preferibles las paredes simples y lisas.
Los motivos más de moda para papel pintado en el pasillo son los siguientes: patrones geométricos, diseños florales y vegetales, motivos étnicos con un toque moderno y diseños abstractos simples y sin grandes contrastes.
Si el área es pequeña, los patrones deben tratarse con cuidado. Es mejor evitar papel pintado en el pasillo con estampados grandes y estridentes, y si aún quieres usarlos, hazlo como acento, combinándolos con un diseño monocromático simple. Al combinar, es importante que los materiales de acabado coincidan con al menos un color. Si el suelo tienes un patrón o los muebles son de formas complejas, entonces es mejor poner las paredes monocromáticas.

Acabado en diferentes estilos

Cada estilo tiene sus propias particularidades, en las que es necesario centrarse al seleccionar los materiales de acabado. Estas reglas se aplican a todas las estancias.
Un loft contemporáneo, minimalista, sugiere un acabado breve y conciso que, por lo general, utiliza diseños sencillos. El papel pintado en un pasillo de estilo moderno puede ser gofrado, con efecto metálico, o imitando otro material: hormigón, piedra, ladrillo, mármol, etc.
En los estilos clásicos nos decantaremos por estampados abstractos, geométricos y florales. No deben ser demasiado coloridos ni llamativos para que el interior no parezca vulgar y anticuado. Es mejor elegir lienzos con un patrón de bajo contraste acorde con el área de la habitación.
El estilo escandinavo permite acabados tanto lisos como estampados. Se suelen elegir fotomurales con escenas naturales o dibujos botánicos.
Cuando se trata de estilo rústico elegiremos motivos florales, cuadros o rayas. La combinación de colores es neutra y natural. Normalmente se trata de tonos beige, marrón, blanco y gris. Los colores pastel son adecuados como acentos.
En el estilo vintage y en el ecléctico sugieren cierta redundancia, por lo que aquí puedes experimentar con cualquier patrón o elegir un acabado con una textura interesante.

Reglas para elegir papel pintado para el pasillo

Los colores claros aumentan visualmente el espacio, los oscuros lo reducen. Esto no significa que el blanco sea la única opción de color para un pasillo pequeño, pero debes considerar los efectos que tienen los diferentes colores y trabajar con ellos.
El patrón debe ser proporcional a las dimensiones de la habitación. Demasiado grande parecerá desproporcionado y enfatizará el tamaño modesto del área de entrada. Óptimo: adorno pequeño o mediano, sin contrastes, que no deslumbrará la vista. En general, cuanto más simple, mejor: en una habitación pequeña es mejor no llamar la atención innecesariamente sobre las paredes.
Las superficies brillantes y mate funcionan según el mismo principio. Si el objetivo es ampliar visualmente la habitación tanto como sea posible, elija revestimientos de paredes con un brillo brillante. Además, reflejará la luz y agregará aire.
El dibujo del papel pintado del pasillo también puede ajustar las proporciones. Si es largo y estrecho, las franjas horizontales a lo largo de paredes cortas lo estirarán visualmente en ancho. Si necesitas elevar el techo, usa rayas verticales o patrones geométricos estrechos y alargados verticalmente.
La técnica del contraste funciona bien: consiste en colocar una o dos paredes en tonos oscuros, el resto las ponemos claras.
Los fotomurales (por ejemplo los de motivos paisajísticos) también pueden ayudar a crear la ilusión de amplitud. Es mejor cubrir solo un lado con ellos de lo contrario corremos el peligro de acabar en un diseño irrelevante y descuidado.

Copyright © 2004-presente. Ingética Consultores S.L. Reservados todos los derechos.