Papel Pintado Oriental

Papel Pintado Oriental
Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-24 de 88

Fijar Dirección Descendente
Página
por página

Paredes del lejano Oriente

Ya sea por lo exótico, lo cultural o lo meramente decorativo, la decoración de estilo oriental no deja de ganar fans. En la actualidad es una corriente decorativa con multitud de seguidores. La decoración de interiores oriental tiene influencias, sobre todo, de la cultura nipona, china e incluso india. Su idea o concepto original es la de crear espacios llenos de paz y en perfecto equilibrio. Aunque tendemos a visualizar el estilo de Oriente en un dormitorio o un comedor, la sencillez de esta decoración nos permite aplicarla en todas las estancias de un hogar.
Cada vez son más las personas que prefieren este estilo a otros, gracias a sus exquisitos estampados y colores vivos. Si antes lo podíamos ver en establecimientos especializados (restaurantes, tiendas), ahora la gente está trasladando este estilo a la casa, creando un diseño único. Uno de los componentes principales del interior son las paredes hábilmente decoradas con una combinación de colores característicos. En general, dicho interior consta de elementos decorativos y detalles de acento: flecos, almohadas y muebles.
En esta corriente decorativa, las paredes son lo principal y es allí donde el papel pintado oriental es el protagonista. Deben ser brillantes, emocionales, revelar todos los "secretos", transmitir la calidez y el sabor de los países del sur. Por lo tanto, preste especial atención a ellos, ya que juegan un rol importante en la creación de este estilo.
Los motivos basados en el lejano Oriente ayudarán a crear un elemento de acento en interiores: una combinación espectacular de papel pintado oriental con un patrón expresivo y pegadizo, y papel pintado de "fondo" liso o neutral. Esta técnica permite combinar elementos de varios estilos en un interior y aportar un efecto decorativo adicional.

Características

La tendencia asiática en el diseño implica el uso de revestimientos en tonos tranquilos y neutros, lo que le permite expandir el espacio y hacer que el interior sea más libre gracias a patrones discretos. Si el se elige uno que tiene motivos brillantes, alegrará el ambiente pero no hará que la habitación sea más pequeña ni más oscura, ya que generalmente se equilibran con tonos más claros.
Entre los papeles pintados de temática oriental, los revestimientos japoneses y los de estilo chino para paredes son los más populares.
En el papel pintado de estilo chino a menudo se refleja la belleza natural de este país. Además de dibujos con lirios, cerezos, exquisitas ramitas y flores, estos modelos pueden contener pequeños motivos de paisajes, así como elementos que evocan asociaciones con símbolos orientales: jeroglíficos, dibujos yin-yang y otras tramas. En los estilos de decoración chinos, se pueden usar contrastes oscuros: detalles en color negro, azul y verde armonizan con éxito con fondos de color rojo o dorado.
El diseño japonés está dominado por tonos relajantes. A menudo, los materiales naturales se utilizan para crear un diseño realista en un interior de este tipo: el papel pintado de bambú dotará de estilo a las partes individuales de las paredes. Los colores beige, marrón, gris y amarillento en estilo japonés para paredes son preferibles a los que tienen colores brillantes.
Otro diseño bastante común en el estilo de Oriente son los motivos indios en las paredes. En tales habitaciones, se pueden combinar colores naranja, turquesa, rosa, amarillo y otros tonos brillantes que evocan asociaciones con la naturaleza.

Copyright © 2004-presente. Ingética Consultores S.L. Reservados todos los derechos.