FOTOMURALES

FOTOMURALES
Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-48 de 387

Fijar Dirección Descendente
Página
por página

Fotomurales

¿Estás cansado de mirar las paredes blancas? Con nuestra selección de fotomurales puedes dar un toque personal y original a cualquier lugar de tu casa u oficina. Los fotomurales son fotografías enormes realizadas con muy alta resolución. Actualmente son top tendencia en decoración de interiores. Los podrás ver en oficinas, comercios, restaurantes, etc. El impacto virual que proocan es altísimo.

Si eres un amante de la fotografía o del arte en casa, te gustarán los fotomurales de papel pintado. Estos elementos decorativos te permitirán trasladarte con sólo mirarlos a la ciudad de New York, situarte en una calle de París o viajar hasta Cuba. A la hora de crear un espacio personalizado, no tienen rival y, lo mejor de todo es que hay tanta variedad en tonos, colores y temáticas, que es casi seguro que te quedas con alguno de ellos.

Este tipo de murales se adaptan perfectamente a tus espacios y transmites profundidad al lugar. Tal como se mencionaba anteriormente, las imágenes deben poseer una calidad óptima para lograr transmitir a cada una de las personas que le observen estas sensaciones deseadas. Si no cuentan con adecuada resolución, al observarlos de cerca se verá un dibujo pixelado.
Dependiendo del tipo de decoración que tienes en tu hogar, oficina o edificio podrás colocar el más indicado para ti sin realizar grandes cambios, solo tienes que localizar la pared adecuada donde irá ubicado.

Qué es un fotomural (mural de pared)

Los fotomurales son fotografías o ilustraciones de alta resolución impresas normalmente sobre un soporte de papel y destinados a la decoración de paredes. Se diferencian del papel pintado en que en los fotomurales no existe un patrón que se repite. Para facilitar su colocación, suelen constar de varias piezas que se deben colocar en un orden determinado para lograr la imagen deseada. En la actualidad, los materiales de los que están hechos son prácticamente los mismos que los del papel pintado. La principal diferencia con el papel pintado es que en los fotomurales no existe un patrón que se va repitiendo. Todos los fotomurales son adhesivos, ya sea con colas destinadas a ello o auto-adhesivos.

Historia de los fotomurales

Los murales más antiguos que han llegado hasta nuestros días son las pinturas rupestres que datan del Paleolítico Superior. Se encuentran en cuevas y abrigos sobre las paredes de roca y están realizados con pigmentos naturales de minerales, plantas y resinas. Esta manifestación artística continuaría en la pintura en muros y paredes hasta llegado el Renacimiento, época en la que este arte mural evolucionó con la técnica al fresco.
Los papeles pintados con representaciones pictóricas existen desde el siglo XVII. Los fotomurales tuvieron su auge en la década de 1970. Sirvió como un elemento decorativo en los salones de muchos hogares, siendo los más populares los que tenían representaciones de playas. También era muy común ver fotomurales de diseños llamativos en salas de fiestas. A mediados de la década de 1980 empezó a decaer su uso y a partir de 2005 ha habido un resurgimiento de esta tendencia.

Temática de los fotomurales

Hoy en día existe una gama muy amplia de fotomurales en las tiendas especializadas. Las temáticas son muy variadas, entre las más populares están las fotografías de Nueva York y otras grandes ciudades (muchas de ellas en blanco y negro), diseños realizados por ordenador, pueblos costeros, playas paradisíacas, automóviles de lujo, paisajes de naturaleza salvaje y ríos de montaña entre otros. Estas fotografías se trasladan al soporte mediante impresión digital de gran formato.

Materiales de los fotomurales

Los fotomurales se realizan en diferentes materiales. A continuación se detallan los más comunes.

Fotomurales de papel

Se trata de un papel especial para impresión fotográfica, la tinta suele ser UV estable. Los realizados en este soporte suelen ser los más habituales, no obstante este material no es apto para zonas en las que exista humedad tales como la cocina o el baño.

Fotomurales de “Tejido no tejido”

Consta de una base textil protegida por una capa de vinilo acrílico barnizado. Esta característica lo convierte en impermeable y altamente lavable. Adecuado para estancias que van a tener mucho uso. Son más resistentes que los anteriores y además tienen fácil limpieza y alta durabilidad. Otra ventaja que tienen es que se arrancan fácilmente en seco sin dejar residuos, incluso después de llevar años colocado.

Fotomurales de vinilo

Los vinílicos, además de ser los más resistentes y lavables, son autoadhesivos y pueden ser opacos, traslúcidos o microperforados.

Cómo se colocan los fotomurales

Para la colocación de los fotomurales podemos recurrir a un profesional o podemos hacerlo nosotros mismos.

La colocación de los fotomurales es bastante sencilla pero si queremos un resultado impecable hay que ser meticuloso.

Debido a las grandes dimensiones que tiene un fotomural, suelen venir divididos en tiras o cuadrículas más pequeñas para que sean fácilmente manejables por una persona.

Antes de empezar a montar, tenemos que comprobar que el producto que hemos adquirido coincide con el que tenemos. Una buena idea es hacer la composición sobre el suelo (debe estar muy limpio para que no se manche) antes de pegarlo a la pared. De esta manera tendremos claro cómo irán dispuestas las distintas piezas.

Para adherir el fotomural de forma correcta a la pared, debemos asegurarnos que está completamente lisa y limpia. Si existiese algún desperfecto, tendremos que repararlo antes. Si la pared tiene gotelé, es necesario eliminarlo previamente.

La colocación del fotomural puede ser de dos maneras distintas, normalmente dependiendo del soporte en el que esté fabricado.

Fotomurales adhesivos

Su colación es prácticamente idéntica a la del papel pintando y se realiza mediante cola. No obstante, siempre debemos seguir las instrucciones que nos da el fabricante..


Fotomurales auto-adhesivos

En estos fotomurales no es necesario aplicar cola, solamente hay que retirar el papel protector de la cara trasera dejando al aire el adhesivo y colocarlo en su ubicación definitiva.

Copyright © 2004-presente. Ingética Consultores S.L. Reservados todos los derechos.