Papel Pintado Gris

Papel Pintado Gris
Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-24 de 184

Fijar Dirección Descendente
Página
por página

Papel pintado gris en diferentes tonos

Este color parece aburrido hasta que descubres las múltiples tonalidades que tiene. Debido a que está hecho de una combinación igual de rojo, azul y verde, esta característica le confiere mucha versatilidad cromática: puede percibirse tanto cálido como frío y combina igualmente bien con colores de cualquier temperatura.

Si elegimos este color como el principal de las paredes, hay que tener en cuenta que un papel pintado gris claro de las paredes funciona de la misma manera que el blanco: amplía visualmente el espacio. Los tonos oscuros crean una atmósfera íntima y añaden profundidad a la habitación.

La elección de un tono frío o cálido depende de los objetivos del diseño, de la iluminación de la habitación, así como de la combinación con otros colores y texturas. Si las ventanas dan al sur o al sureste, esas estancias suelen ser luminosas y puedes utilizar con seguridad variaciones frías de gris claro y oscuro. Si entra poca luz natural en la habitación, es mejor decantarse por un tono con notas cálidas.

Cómo combinar el papel pintado gris

¿Qué color va con el papel pintado gris? ¡Casi cualquiera! Su naturaleza acromática lo convierte en un fondo neutro ideal que resalta otros colores y puede ser un elemento conector si la paleta es compleja y variada. Veamos algunas combinaciones que suelen usarse y el efecto que dan:

El amarillo es un clásico del que no puedes prescindir si quieres aportar frescura, luminosidad y sol a la estancia, incluso cuando no hay ninguno fuera de la ventana. Esta combinación se encuentra a menudo en estilos modernos y escandinavos.

Con blanco y negro, simultáneamente o por separado, esta es la combinación básica sobre la que se construye cualquier interior monocromático. Además, dentro de esta combinación se pueden usar varios tonos intermedios de cada color a la vez; de esta manera el diseño se vuelve más interesante y dinámico, especialmente cuando se combina con texturas activas y variadas.

Con papel pintado morado en todas sus variantes, desde lavanda hasta berenjena. Una combinación moderna y eficaz, pero aquí es importante no exagerar con la cantidad de violeta, ya que tiene un efecto bastante activo en la psique.

Con azul o cían: es una combinación fría que se asocia con el cielo (despejado o tormentoso, según la versión de azul o cían que se use) y la naturaleza. Hace que la habitación sea visualmente más espaciosa y fresca.

El beige puede parecer aburrido para algunos, pero el color gris beige de las paredes es un fondo neutro ideal para cualquier interior. No llama la atención, no irrita y aporta calidez a la paleta.

El rosa es otro par popular que se utiliza a menudo en el diseño de un dormitorio, cuarto infantil o baño. Para conseguir el ambiente deseado, es mejor elegir rosa pálido y gris neutro o nacarado.

Papel pintado gris en la cocina

Colocar papel pintado gris en el interior de la cocina es una solución novedosa y práctica por la facilidad de limpieza de los papeles pintados especiales para estas estancias. En este contexto, quedan bien tanto los tonos claros como los oscuros, así como cualquier mueble para el grupo del comedor. ¿Qué es importante considerar?:

Los tonos claros harán que una cocina pequeña parezca más grande.

En caso de pintar el techo de color grisáceo, es mejor utilizar pintura con un par de tonos más claro, una opción que queda muy bien es el blanco neutro o lechoso.

Por el contrario, es recomendable oscurecer un poco el suelo para obtener una gradación de color natural de abajo hacia arriba.

En el dormitorio

Con la ayuda de papel pintado gris en las paredes del dormitorio es fácil crear una atmósfera de confort; lo principal es elegir los colores correctos y utilizar tantas texturas cálidas y suaves en la habitación como sea posible.

A la hora de elegir un tono frío o cálido, hay que guiarse por la ubicación de la habitación: si las ventanas dan al norte, la luz será más escasa y es mejor utilizar papel pintado combinado con naranja o amarillo para dar calidez. En dormitorios con grandes ventanales y buena luz natural, las variedades de colores más profundas, oscuras y ricas ayudarán a "amortiguar" un poco el ambiente.

Si el diseño es con tendencias modernas y sobrias (loft, alta tecnología, ecominimalismo) en las que hay suficiente espacio libre, se puede neutralizar la sensación de espacio vacío y frío con la ayuda de tejidos naturales. luz suave y difusa, plantas vivas y texturas naturales como la madera.

En el salón

Las paredes grises del salón nos dan un espacio real para la creatividad. Aquí hay algunas reglas para combinar el papel pintado con otros elementos.

Es mejor hacer que el techo, como en la cocina, sea más claro. En un salón clásico puede utilizarse estuco decorativo, en los estilos modernos la superficie del techo suele ser lisa y lo más discreta posible.

Si escogemos el color gris para las paredes, el color del suelo puede ser cualquiera: a juego con el acabado, o más claro o más oscuro. Si el suelo es de un color neutro, puedes aportar luminosidad al ambiente con la ayuda de una alfombra.

Los muebles se pueden elegir neutros o brillantes. Los tonos de éstos se seleccionan en función de la temperatura de los colores utilizados en las paredes. Por ejemplo, los muebles de madera combinan bien con tonos cálidos y gris ceniza (con toques de amarillo y marrón).

Si un acabado completamente monocromático parece demasiado sombrío, puede alegrarlo con un toque brillante o paneles decorativos. La combinación de varios materiales y variaciones de gris en diferentes elementos a la vez también es una opción interesante (pueden ser muebles, cortinas y decoración).

En el recibidor y en el pasillo

Colocar un papel pintado gris en estas estancias es bastante común. Al ser un color neutro, es adecuado para decorar la zona de entrada en cualquier estilo.

Siguiendo con la norma general, es mejor que el techo sea más claro que el resto de la decoración. El suelo del pasillo en este caso se puede hacer del mismo color.

En pasillos y recibidores de estilo clásico, los papeles pintado de colores claros y elegantes son muy adecuados: nácar o perla. El color del acabado se puede complementar con materiales nobles (piedra, mármol y madera natural) y una decoración adecuada.

Copyright © 2004-presente. Ingética Consultores S.L. Reservados todos los derechos.