Papel Pintado Dormitorio y Salón

Papel Pintado Dormitorio y Salón
Ver como Parrilla Lista

Artículos 25-48 de 397

Fijar Dirección Descendente
Página
por página

Diversidad de papel pintado para dormitorio

Colocar papel pintado en las paredes de un dormitorio y de un salón es una manera de lograr cambios sin necesidad de grandes obras ni de una gran inversión. Este revestimiento es un elemento de decoración que vuelve con mucha fuerza y te permite cambiar radicalmente cualquier espacio.

En nuestro amplio catálogo encontrarás exclusivos y modernos diseños, fáciles de colocar que darán un nuevo ambiente, elige el que más te guste y te asombrarás con los resultados. Exclusivos y modernos diseños, desde modelos de rayas hasta los de flores, fáciles de colocar que darán un nuevo ambiente, elige el diseño que más se adapte a tu estilo.

Cosas a tener en cuenta

El papel pintado tiene ventajas frente a la pintura, aunque ésta también es adecuada en según qué ámbitos. La primera ventaja es que resiste muy bien el paso del tiempo, un papel pintado colocado en una pared lucirá como el primer día durante muchos años. Otra es que todos los productos de nuestro catálogo son lavables y permiten eliminar manchas con gran facilidad. La gama de modelos es tan amplia que seguro que encuentras un modelo adecuado para decorar esa pared y adaptado a la perfección a tus gustos y preferencias.

Si tu decoración es clásica seguramente te orientarás hacia modelos con colores neutros y crudos. Suelen ser habituales los geométricos y vegetales (flores y hojas). Por otro lado, si quieres dar un toque más original a tu salón, puedes colocar uno en tonos grises u oscuros, con algún efecto brillante, y siempre que el espacio lo permita por sus dimensiones (hay que tener en cuenta la luminosidad de ese habitación, si es escasa suelen elegirse tonos más claros).

En cualquier caso, a la hora de elegir el papel pintado para el salón hay que tener en cuenta que ésta es la estancia donde más tiempo se suele estar, por lo que es conveniente inclinarse hacia estampados ligeros, que no sean muy recargados. A continuación te exponemos algunas ideas que pueden ayudarte a elegir.

Papel pintado para dormitorio de rayas

Si vas a empapelar la pared del cabecero, procura que este sea discreto para no desviar el foco de atención de dicho cabecero. Un papel pintado con rayas verticales alargará la pared visualmente y son todo un clásico gracias a su estampado atemporal. Produce un efecto relieve y unos curiosos juegos de luz. Con ellos, la pared adquiere un armonioso dinamismo.

De flores y hojas

Otro tipo de papel pintado que está muy de moda para colocarlo en estas estancias es el estampado botánico. Flores, ramas, hojas pondrán su alegre nota de color en la pared del cabecero. Si combinamos un cabecero de madera con este otro tipo conseguiremos un dormitorio rústico que, aunque urbano, nos aportará esa toque campestre.

Otra opción es decidirnos por un mural de un paisaje boscoso. Nuestra estancia se convertirá en un decorado teatral, una manera muy chic de lograr un dormitorio romántico.

Papel pintado salón y dormitorio imitación madera

Para conseguir un ambiente cálido y acogedor en tu salón o en tu dormitorio, nada mejor que uno que imite tablas de madera. Los acabados tan realistas de los modelos que tenemos a día de hoy engañan a la vista. Si queremos dotar al dormitorio o al salón de un toque rústico, también hay algunos que imitan la madera natural y consiguen simular un material menos trabajado. ¡Todo el que lo vea pensará que es madera de verdad!

De estilo geométrico

Si tienes un cabecero de cama tapizado liso, colocando uno de estilo geométrico se consigue dar volumen y estilo al dormitorio. Cuando elijas un modelo geométrico potente es mejor ponerlo solo en una pared, destacará más sin caer en el exceso.

En lo que respecta al papel pintado en el salón, los motivos geométricos son muy dinámicos y siempre están vivos. Éstos son los favoritos de personas modernas con un estilo de vida activo.

Si elegimos un papel pintado para dormitorio o salón de rayas podemos transformar visualmente esa habitación. Por ejemplo, los de rayas verticales elevan el techo, haciendo que la habitación sea más alta, mientras que los elementos horizontales (rayas o zigzag) amplían el espacio.

Combinar diferentes estampados

Si eres una persona atrevida a la hora de decorar te encantará esta propuesta: Colocar dos modelos con estampados diferentes: uno más exótico para una pared y otro de rayas en la pared de al lado. Deberán ser similares en su gama de colores para que combinen bien.

Fotomurales en salón y dormitorio

Los dormitorios y salones modernos combinan con éxito lo antiguo y lo nuevo. Si colocamos un precioso mural, convertiremos esa pared en protagonista estelar, además hoy en día podemos encontrar fotomurales de cualquier temática que nos guste.

Copyright © 2004-presente. Ingética Consultores S.L. Reservados todos los derechos.